Menu Xerais

Manuel Garrido: «Cando recomendo visitar algún lugar da Ribeira Sacra, aínda que sexa un café, é porque estiven alí e gustoume»

O xornal La Voz de Galicia publicou unha entrevista de Francisco Albo a Manuel Garrido sobre a Guía de A Ribeira Sacra (edición en castelán).

 

«El turismo en la Ribeira Sacra creció tanto en cantidad como en calidad»

El escritor Manuel Garrido reedita una versión actualizada de una guía que apareció en el 2008 y lleva tiempo agotada

Natural de Segovia y con raíces familiares en Xunqueira de Espadanedo, Manuel Garrido es autor de A Ribeira Sacra. Guía práctica, una obra que fue publicada en el 2008 por Edicións Xerais con versiones en castellano y gallego. La edición original, de 4.500 ejemplares, se agotó hace tiempo. Ahora acaba de aparecer una reedición en castellano intensamente revisada que será presentada en octubre en Monforte, Santiago y Madrid.

-¿Qué diferencias hay entre la primera edición de la guía y la que se publica ahora?

-Los cambios afectan principalmente a la información sobre servicios turísticos, como restaurantes y alojamientos, que ha sido actualizada a fondo. También añadí algunas nuevas rutas de senderismo y otros detalles. La editorial y yo acordamos seguir sacando nuevas ediciones revisadas cada dos o tres años.

-¿Qué criterio siguió para prepararla?

-Es una guía de autor y todos los lugares que menciono en ella aparecen ahí porque me gustaron a mí. Para preparar la primera edición visité uno por uno todos esos sitios y lo volví a hacer para la reedición. Cuando recomiendo visitar algún lugar, aunque sea un pequeño café, es porque estuve alí y me gustó.

-¿Notó muchos cambios en los nueve años que pasaron entre las dos ediciones?

-Por una parte, he notado que tanto a nivel institucional como entre los vecinos hay una concienciación mucho mayor en cuanto a las posibilidades turísticas de este territorio. También vi que creció mucho la afluencia de turistas -o de viajeros, como yo prefiero decir- tanto en cantidad como en calidad. Debo precisar que cuando digo calidad no me refiero al poder adquisitivo de los visitantes. Me refiero a gente que busca algo más profundo que tomarse una cerveza, que se interesa realmente por el patrimonio cultural, las tradiciones, las costumbres…

-¿Han evolucionado las infraestructuras turísticas?

-A mí me parece que sí. Ahora hay más hoteles de buena calidad y también pequeños alojamientos. Y además he visto que hay un mayor nivel de profesionalización en el sector hostelero.

-¿Qué aspectos cree que deberían mejorarse?

-Un aspecto que me parece importante es facilitar el acceso al interior de las iglesias románicas. En esto también se avanzó, pero pienso que hay que hacer un mayor esfuerzo. Si le decimos a los visitantes que tenemos una de las mayores concentraciones de iglesias medievales de la Península Ibérica y Europa y luego esos visitantes se encuentran con las iglesias cerradas, les genera una frustración. También debería haber más preocupación por mantener limpias y bien señalizadas las rutas de senderismo, que son una de las grandes bazas de la Ribeira Sacra. Otro aspecto que puede mejorar es la gastronomía, con una oferta innovadora que no traicione los postulados tradicionales. Hay negocios que están haciendo cosas muy interesantes en este sentido y hay que seguir avanzando por ahí. Están muy bien cosas como el pulpo, los callos o la carne ao caldeiro, pero no se puede pretender que un visitante se pase aquí cinco o seis días seguidos comiendo solamente pulpo y callos.

-En general, ¿por qué recomienda visitar la Ribeira Sacra?

-Porque es un lugar de maravilla, con un paisaje impresionante, un gran patrimonio histórico y muchas cosas que ver y que hacer. Puedes recorrer lugares que cambiaron muy poco desde la Edad Media, puedes disfrutar de una estancia relajante en una casa rural y también puedes salir por la noche a divertirte tomando unas copas en Monforte, Chantada, Quiroga o Castro Caldelas.

Deixa un comentario!