Menu Xerais

Un soplo de aire fresco no rock galego. «Heredeiros da Crus. Cuadrilla de Pepa a Loba», de Antonio Díaz Ageitos. Crítica no blog La Fonoteca

O blog La Fonoteca publicou unha anotación de Fernando Fernández Rego sobre o libro: Heredeiros da Crus. Cuadrilla de Pepa a Loba, de Antonio Díaz Ageitos.


Heredeiros da Crus. Cuadrilla de Pepa a Loba


Heredeiros da Crus fueron el grupo de la vida de muchas personas. Un grupo con una trayectoria de más de veinticinco años a sus espaldas que ha ido ganando adeptos para la causa hasta llegar a una legión de fieles seguidores con los que establecen una intensa conexión. “Son seguidores fieles y están pasando a sus hijos esa pasión por HDC, por lo que ya es posible ver en el público a los que empezaron con ellos en los primeros noventa y ahora también su descendencia. Entre HDC y sus seguidores hay un vínculo poderoso, incluso sentimental / nostálgico con los que vivieron los primeros años, la primera generación Xabarín (TVG). Y el largo paréntesis de ocho años en los que parecía que ya no volveríamos a ver a Heredeiros no hizo más que reforzar ese vínculo” apunta el autor de su biografía, Antonio Díaz Ageitos.

Un fenómeno intergeneracional que pronto se convierte a Heredeiros en másivo… “Heredeiros son el primer grupo de rock en gallego de éxito masivo. Fueron un torbellino que arrasaba por donde pasaban, algo de lo que da cuenta la velocidad en que alcanzaron el éxito: pasaron en apenas dos años de nacer a ser considerados por la prensa especializada como mejor grupo del año de Galicia. Para el panorama musical gallego de los 90, fueron la revolución que mejor supo enganchar con el público. Y aún hoy saben mantener esa conexión“. Y es que Heredeiros nacieron a principios de los 90 en Riveira (A Coruña), llegando rápidamente al gran público gracias a sus composiciones para el “Xabarín” de la TVG. Canciones como “¡Qué jallo é!” o “Iscalle lura” atronaban cada tarde en el programa infantil de la televisión gallega para convertirse en auténticos himnos para muchos.

Discos como “A Cuadrilla de Pepa a Loba” (Xurelo Roxo / West, 1994), “¡¡Está que te Cajas!!” (BOA, 1996) o “Des Minutos” (BOA, 1997) los mantienen en lo más alto del rock gallego. Pero el desgaste, los roces y el cariño hacen que en 2005 la banda se separe, centrándose sus componentes en otros proyectos como Jabón Blue o A Banda de Poi. Volviendo para quedarse en 2012 con motivo de la celebración del 20º aniversario de la banda.

Para Antonio, el secreto de su supervivencia no es otro que “aprender de los muchos errores cometidos a lo largo de todos estos años y saber sacar conclusiones de ellos; aparcar egos y establecer con claridad el papel de cada uno; comprender que lo que tienen entre manos es demasiado importante como para dejarlo morir. Y quererse, entre ellos y al propio grupo“.

Con respecto a la elaboración del libro, el autor afirma que “no fue especialmente difícil al garantizar la participación de todos ellos. Mantuve entrevistas periódicas con Heredeiros a lo largo de siete meses. Y prácticamente toda la gente contactada para entrevistar facilitó el trabajo y se mostró encantada de participar en el proyecto, salvo contadas excepciones, claro está. Mi idea era escapar de una versión oficial y poder ofrecer diferentes perspectivas de la historia también desde fuera del grupo. Lo más tedioso fue el trabajo de hemeroteca, pues apenas hay registros en Internet de la primera etapa del grupo“.

Heredeiros da Crus supusieron un soplo de aire fresco necesario en el rock gallego. Tirando de desinhibición, desenfreno y locura alcanzaron una de las cimas más altas del rock en gallego, por algo son conocidos como os “máis jrandes“. Antonio Díaz Ageitos presenta un análisis completo de los de Ribeira, en una edición muy cuidada en color repleta de fotografías, carteles de conciertos e imágenes que nos ayudan a empaparnos por completo en la historia de la banda. Una banda que hizo su propia interpretación del rock y del grunge, pasándolo por un filtro local que funcionó a la perfección.

 

Fernando Fernández Rego


Deixa un comentario!