Menu Xerais

A historia de catro irmáns que montaron un dos grupos de rock máis famosos: Los Suaves. Crítica de David Esteban

A revista Mariskal Rock publicou unha recensión crítica de David Esteban sobre Los Suaves. Mi casa es el rock ‘n’ roll, de Javier Domínguez publicado na colección Extramuros.

 

LOS SUAVES: MI CASA ES EL ROCK’N’ROLL

¿Cómo es posible que cuatro hermanos orensanos terminasen formando uno de los grupos de rock más famosos y reconocidos de nuestro país a finales de los setenta en un momento histórico tan convulso como fue el final de la dictadura franquista? Pues uno de los primigenios miembros de la banda, Javier Domínguez, batería y hermano de Yosi (cantante) y Charli (bajista), nos lo relata de manera sencilla, lineal y gráfica en este fantástico libro de gran tamaño y cuidada presentación.

“Los Suaves – Mi Casa es el Rock ‘n’ Roll” es un libro ameno, de rápida lectura, visual, donde se aprecia claramente que el autor no es escritor profesional pero sí capaz de transmitir, sin demasiado detalle, sensaciones y experiencias vividas en el seno de la banda. La biografía narrada de manera cronológica se va entrelazando con anécdotas, hechos y testimonios escritos de manera un tanto somera y superficial, en ocasiones, inconexa, pero que, desde luego, al fan más acérrimo le importará poco. Se trata de un libro que consigue transmitir cercanía y sencillez, adjetivos que siempre han caracterizado a los gallegos y que tan bien refleja el autor.

Honestamente no me considero un entusiasta seguidor de Los Suaves, por ello, te propongo realizar un bonito ejercicio que he venido haciendo en los últimos días: leer el libro a la vez que vas escuchando sus discos para ir adentrándote en su obra musical y comprendiendo los cambios y las transformaciones en el estilo y la dirección musical a consecuencia de las idas y venidas de sus miembros, cambios de manager y de discográfica, circunstancias ajenas a la banda, anécdotas varias y demás acontecimientos perturbadores. Como en el caso de otras grandes bandas, ellos también han tenido etapas bien definidas y diferenciadas. Desde luego que Los Suaves de principio de los ochenta no son los de los años noventa o los dos mil. Personalmente, si he de elegir, me quedaría con Los Suaves desde la incorporación de Alberto Cereijo, un auténtico genio de las seis cuerdas que le aportó a la banda, aparte de mayor dureza, más técnica y a mi parecer, mejores composiciones. San Francisco Express es clara muestra de ello, un disco redondo, genial de principio a fin, con unas canciones excepcionales donde Los Suaves de suaves no tienen nada, suenan más duros y más heavies que nunca. Me atrevería a advertir, incluso, ciertos momentos thrash con la guitarra de Cereijo desprendiendo cañeros riffs y afilados solos y, por supuesto, manteniendo la lírica y la poesía que siempre han caracterizado las composiciones de Yosi. Espectacular.

Como decía anteriormente, el libro transcurre cronológicamente salpicado de anécdotas contadas mediante los testimonios de los protagonistas. ¡La vieja leyenda de que Yosi fue policía nacional es cierta! Bueno, yo siempre escuché que Yosi se dedicaba a la seguridad privada, no andábamos desencaminados… o que durante un bolo en un pequeño pueblo gallego, pasó por delante del local un paso procesional obligando a parar el concierto por respeto… mientras, Yosi, juraba en arameo. Impagable. Sorprendente que, en sus inicios, tocaran con dos baterías a la vez al más puro estilo All Man Brothers. Del mismo modo, llegaron a tener un guitarra solista negro, Hermes, procedente de Guinea Ecuatorial, que trabajó en un circo al salir huyendo de su país por no querer heredar la jefatura de la tribu dejada por su padre. Sencillamente genial.

Cómo un grupo sencillo, humilde sin complicaciones ni artificios ha llegado a ser uno de los más importantes de la escena rockera nacional. Todo un ejemplo de sinceridad y de vocación por hacer lo que verdaderamente les gusta ya sea tocando en un club de su localidad natal para cincuenta personas o en pabellón de una gran ciudad para diez mil. Eso es lo que cuenta este libro y que podríamos resumir en la esencia que, a día de hoy, sustenta a Los Suaves: la poesía y el romanticismo de Yosi, el alma de Charli, y la técnica instrumental de Alberto. Que dure por mucho tiempo su gira de despedida…

David Esteban

Comentarios pechados