Menu Xerais

«Cartas de inverno», de Antonio Seijas: amor a primeira vista dun ilustrador por unha novela de Agustín Fernández Paz

Faro de Vigo publicou unha reportaxe de Mar Mato sobre a novela gráfica Cartas de inverno, de Antonio Seijas, baseada na novela Agustín Fernández Paz.

 

 

La exitosa novela gallega “Cartas de inverno” ve la luz en un cómic de Seijas

Cuenta con 29 ediciones en gallego – Ha sido traducida al castellano, portugués, catalán y vasco – La obra de Fernández Paz renace en viñetas

MAR MATO – VIGO La historia detrás de una misteriosa carta, las pertenencias de una casa embrujada en Vilarmaior anunciada en FARO DE VIGO y las desventuras reales o soñadas de unos personajes atrapados por otros plasmados en un libro de grabados que parecen cambiar con cada pestañeo lleva el nombre de Cartas de inverno, la obra que mejor acogida ha tenido entre los lectores de Agustín Fernández Paz.

Desde su publicación en el año 1995, la novela ha sumado 29 ediciones en gallego, además de estar traducida al catalán, español, vasco y portugués. Ahora, su particular biografía ha escrito un nuevo hito ya que el ilustrador Antonio Seijas se ha basado en ella para crear su versión gráfica.

A través de 100 páginas de viñetas donde la oscuridad tenebrosa y el trazo fantasmagórico mandan, Antonio Seijas ha recreado Cartas de inverno (Xerais) en imágenes con un ambiente y personajes herederos de los recovecos literarios de H.P. Lovecraft.

Seijas reconoce que sintió amor a primera vista con la historia. “Cando a lin, gustoume; pareceume unha obra redonda pola estrutura. Tamén me gustou que está ambientada preto de onde vivo eu, Vilarmaior está cerca de Pontedeume que queda a uns dez minutos de onde vivo eu”, recuerda.

El ilustrador es consciente de que trasladar la novela de Fernández Paz a viñetas fue harto difícil debido a una estructura marcada a fuego por el estilo epistolar que revela, teje y deshilan trama y acción. “Resultou complexo. Eu -señala- nunca fixera antes unha adaptación e ó basearse moito nas cartas, tivo unha dificultade engadida. Non foi sinxelo, había partes das cartas nas que tiña que pór o texto tal cal e eu non quería abusar diso. Quería busca-lo equilibrio de xeito que aparecera o esencial”.

Seijas reconoce que el ritmo narrativo resultante es diferente al de la novela y que no va a gustar a todo el mundo. A su favor, no obstante, cuenta con el apoyo explícito de Fernández Paz que se plasma en la propia novela gráfica con una introducción. “A tensión creada coas palabras -escribe el archipremiado escritor vigués- trasládase aquí ás elipses narrativas. A tensión trasládase á imaxes e á montaxe das viñetas. (…) Tódalas pezas encaixan para conformaren unha obra con valor de seu. De aí que declare a miña alegría ante a publicación destas novas Cartas de inverno”.

Las vivencias de Xabier, Adrián y Tareixa así como de una mansión encantada y del libro Antología del grabado europeo s. XVI-XX pueden vivirse ahora en color y viñetas. Es el salto de las letras a la imagen de una novela que bien podría dar pie a una película.

Para Seijas (que ganó el Castelao de Banda Deseñada con Un home feliz), Cartas de inverno posee múltiples significados en su vida ya que fue el primer libro para el que diseñó una portada, por encargo de Xerais en 2007 para una reedición.

 

Comentarios pechados