Menu Xerais

Manuel Rivas: «A economía canalla castiga o elo máis feble»

El Correo Gallego publicou unha información de Ana Mendoza sobre a novela O último día de Terranova, de Manuel Rivas. Así mesmo, o Diario de Pontevedra recolleu tamén esa mesma información procedente da axencia EFE.

 

Rivas: «La economía canalla castiga al eslabón más débil»

O último día de Terranova cuenta la historia de una librería, amenazada por la especulación

La “angustia” que le produce al novelista Manuel Rivas el cierre constante de librerías en España lo ha llevado a escribir El último día de Terranova (Alfaguara) –O último día de Terranova (Xerais), en el original en gallego- la increíble historia de un establecimiento con sesenta años de vida, que está a punto de caer en las garras de la especulación inmobiliaria.

“La economía canalla de los últimos años siempre castiga al eslabón más débil”, aseguraba ayer Rivas (A Coruña, 1957) en una entrevista con Efe, en la que desvela las claves de su nueva novela que se publica el próximo jueves, en su versión castellana.

En esta novela, Rivas entona un canto de amor a los libros y a la literatura, “la historia íntima de la humanidad”, y reivindica el papel “fundamental” que ejercen las librerías. “Si desaparecen las librerías y las tabernas, desaparece la ciudad como tal”, asegura.

Este escritor que ha merecido premios como el de la Crítica española por Un millón de vacas y por O lapis do carpinteiro, o el Nacional de Narrativa por Que me queres, amor? ya contó “la historia dramática de la cultura” en su novela Os libros arden mal, ambientada en los ateneos populares y en las bibliotecas. De esa obra quedaron “como hilos sueltos o espigas sobrantes” que, poco a poco, empezaron a activar en su memoria las historias y personajes de El último día de Terranova. Pero cuando surgió “de verdad” la novela fue en un paseo que dio hace tiempo Rivas por A Coruña y vio en diferentes negocios un letrero tras otro de “liquidación final”. Ese “momento dramático” activó la voz del narrador de su nueva novela, el librero Vicenzo Fontana, que se enfrenta al inminente cierre por desahucio de Terranova, una librería que había sido refugio para disidentes y que había superado la férrea censura franquista, los registros constantes, las delaciones.

Y una librería que vendía libros prohibidos por el régimen, que les llegaban de Argentina o de México en el doble fondo de las maletas de los emigrantes. O de los publicados en París por Ruedo Ibérico.

Terranova es “un universo con pasadizos secretos que conectan con el exilio”, comenta Rivas, que tenía “una especie de angustia con respecto al exilio, que, en parte, es lo mejor de nuestra cultura”.

Ana Mendoza

Comentarios pechados